fbpx
ES EN
ES EN
Vivir para trabajar Vs. Trabajar para Vivir
Vivir para trabajar Vs. Trabajar para Vivir - tlab - hotnow - teletrabajo - pandemia - tecnología - arroz - tendencias
En los últimos meses a partir del “fin” de la pandemia o para ser más exactos fin de las cuarentenas mundiales, se ha generado un debate en torno a las formas de trabajar que tiene 2 posiciones encontradas cada una con diferentes argumentos. 2 visiones o modelos de trabajo, e incluso choque de generaciones que observan la vida de formas diferentes. La búsqueda por ser mejores a partir del esfuerzo, dedicación, las largas jornadas de trabajo y los vínculos laborales para toda la vida en una sola organización. Un modelo que busca la recompensa al final del trabajo arduo de años. La otra posición se enfoca en el momento presente como la única certeza, que busca la recompensa inmediata y la mezcla de trabajo con otros aspectos de la persona dejando un poco de lado las grandes metas de largo plazo, la compra y posesión de propiedades y activos y el sueño de un retiro con todas las comodidades. Ambas posiciones tienen argumentos válidos y defensores. Recientemente se publicó un estudio de la BBC y Microsoft, donde el 87% de los empleados de la compañía norteamericana, considera que se desempeña mejor trabajando desde su casa, mientras que el 80% de los directivos de la compañía considera que son más eficientes cuando trabajan desde la oficina. Microsoft no está solo, Elon Musk ha sido uno de los líderes empresariales que más ha abordado el tema y toma una posición clara al exigir el regreso de todos sus empleados a las oficinas en todas sus empresas por un mínimo de 40 horas semanales antes de pensar en el teletrabajo. “Cualquiera que desee hacer trabajo remoto debe estar en la oficina por un mínimo de 40 horas por semana o partir de Tesla”, esto fue reportado por cnbc en el pasado mes de junio como parte de diversos email internos enviados por Musk a sus empleados. A la vez que hablamos de trabajo remoto, también se ha venido hablando mucho acerca del número de días u horas que un empleado debe trabajar por semana. El sitio Gizmodo, reveló un estudio que se realiza en el Reino Unido liderado por la organización sin ánimo de lucro 4 Day Week Global para probar las “semanas de 4 días”. 3.300 personas de diferentes industrias y empresas de todo Reino Unido así como investigadores de la Universidad de Cambridge, Boston College y la Universidad de Oxford, están realizando el experimento de 6 meses y al cabo de los primeros 3 ya han revelado algunos resultados. El 88% de las empresas participantes están satisfechos con el desempeño de sus equipos, el 86% de los participantes desea que el cambio sea permanente y el 46% reporta un aumento en la productividad. Estas son solo algunas de las primeras cifras que ha liberado el experimento. Al inicio de esta semana se generó un debate en Colombia a partir de una competencia que realizó la agencia MullenLowe con estudiantes universitarios para desarrollar campañas publicitarias. El video compartido por el usuario de Twitter @laneaelegante nos invita a reflexionar sobre la forma en que se normaliza el no dormir, no comer e impulsar a empleados y/o en este caso estudiantes hasta el límite con tal de brillar laboralmente.

¿Qué deben hacer las empresas en medio de esté debate?

Más allá de estas cifras y posiciones , lo importante que vemos y que quizás la pandemia ayudó a evidenciar es que existe una nueva atención hacia las personas, la salud mental y el bienestar más allá del trabajo. Sin apoyar ni atacar ninguna de las 2 posiciones, creemos que es importante observar y sacar lo positivo de ambos lados, es el individuo el que debe buscar su forma de vida, el que debe buscar su bienestar. Para algunos es importante la disciplina y dedicación, ven en su desempeño a largo plazo y en sus metas personales y empresariales su realización. La imposición general de modelos permite organizar una sociedad y cuestiones como las horas o días mínimos de trabajo por semana o la localización de los empleados de una empresa, varía de un país a otro y de una empresa a otra. Ser conscientes de lo que como individuos queremos, con que nos conectamos y poder elegir la forma en la que cada uno quiere vivir y a que elementos le da prioridad es un cambio positivo que este debate ha permitido. Existen innumerables ejemplos de todo tipo de industrias y con este artículo no pretendemos señalar a nadie ni irnos a los extremos. También es fácil caer en el inconformismo generalizado, en las exigencias desmedidas que hacen que las empresas no puedan contratar porque los empleados ya no cumplen horarios ni condiciones laborales tradicionales y no duran en los cargos, no se han terminado de capacitar cuando ya están buscando otras opciones.  Para las empresas de países emergentes es muy difícil encontrar talento en algunas áreas como la programación, competir con los beneficios y salarios de otros países es inviable y las modalidades de teletrabajo han creado oportunidades para las grandes empresas de tecnología que a su vez se convierten en una amenaza para los nuevos jugadores de economías más débiles. Hoy le damos más importancia al ser, los individuos somos más conscientes de nuestra propio bienestar y buscamos otros aspectos más allá del dinero, el tiempo para nosotros mismos, para conectar con otros aspectos, sociales y personales, son hoy mucho más importantes. No es en vano que han crecido tanto las prácticas de temas como el yoga, la meditación, el ejercicio, los hobbies, la adopción de mascotas, entre muchas otras.

t#lab. ideas

Las relaciones entre empleado y empresa son fundamentales para ambas partes. Crear un vínculo más allá del dinero es un reto que enfrentan todas las empresas. Cada organización ha de encontrar su propia fórmula entre propósito y beneficios a sus empleados y crear una conexión profunda en la búsqueda de los objetivos empresariales y personales de sus integrantes. Es una relación gana-gana en la cual ambos se deben comprometer. No todos los cargos ni empleados logran este tipo de relación con las empresas y este es uno de los principales retos que afrontan todas las organizaciones sin importar su tamaño, ni su industria. Hoy somos más conscientes como personas, existe más información tanto de la propia organización como de otras similares y los empleados están siendo tentados permanentemente con cambios y mejores condiciones. La rotación de personal es uno de los principales retos para los empresarios, lograr consolidar equipos de trabajo y sucesiones adecuadas, cobran cada vez más importancia. Antes las personas se “mataban” por trabajar en x o y empresa hoy son esas empresas las que se enfrentan por atraer y conservar al mejor talento. ¿Creas vínculos más allá de lo laboral con tus empleados? ¿Conoces las pasiones de tus empleados y los ayudas a cumplirlas? ¿Conectas los objetivos personales de tus empleados con los objetivos de tu organización? ¿Tiene programas de beneficios empresariales más allá de un salario? ¿Te preocupas por la salud mental, calidad de vida y entorno de tus empleados?
comparte
comparte

Quieres saber más y conocer nuestras herramientas y metodologías de Relacionamiento profesional

Email

Quieres saber más y conocer nuestras herramientas y metodologías de Relacionamiento profesional

Email